terça-feira, 15 de maio de 2012

Santander na fogueira espanhola

Mais Decretos do Governo Espanhol

Vejam a situação dos grandes bancos espanhóis, incluindo o Santander.
O jornal El País tem dado boas matérias informando sobre a situação da crise na Espanha.

Vejam a matéria mais recente:

Los cinco grandes bancos suman más de la mitad de los nuevos saneamientos
El coste para las principales entidades asciende a 16.000 millones brutos
El total del segundo decreto de reforma supera holgadamente los 25.000 millones

El país - Íñigo de Barrón Madrid 14 MAY 2012 - 13:12

Las grandes entidades han dado a conocer en cascada durante las últimas horas el cálculo de lo que les costará la aplicación del segundo decreto del Gobierno para el saneamiento del ladrillo. Las cinco principales entidades —Bankia, CaixaBank, Popular, Santander y BBVA— provisionarán 16.000 millones de euros en términos brutos.

Una vez restado el efecto fiscal, el coste se reduce a 11.245 millones. En ambos casos, es más de la mitad de lo que corresponde al conjunto del sector. Según los datos remitidos a la CNMV por las propias entidades, la banca calcula que deberá destinar más de 25.100 millones a reforzar la cobertura sobre sus créditos al sector inmobiliario, por debajo de los 28.000 millones que estima el Ejecutivo. En términos netos, el saneamiento se sitúa en 11.250 millones.

EL PAÍS

El Santander ha comunicado que deberá provisionar 2.700 millones antes de impuestos. Para hacer frente a primer decreto, el de febrero, necesita 2.300 millones. Sin embargo, una vez descontados los impuestos y las provisiones ya realizadas, al grupo presidido por Emilio Botín le resta descontar la cuenta de resultados 2.900 millones netos. El banco dijo ayer que mantendrá el dividendo anunciado de 0,60 euros y que ningún trimestre en pérdidas.

En una nota remitida esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA explica que el impacto de las nuevas exigencias se estima aproximadamente en 1.800 millones —1.300 millones de euros netos—, que se reflejará en los estados financieros del grupo a 31 de diciembre de 2012 y se absorberá "gracias a la recurrencia, diversificación y resistencia de sus resultados".
Del total, 800 millones corresponden a la financiación del suelo, 350 a financiación de obra en curso, otros 350 millones a financiación con garantía personal y 300 millones a financiación de obra terminada. Las nuevas exigencia, de acuerdo con el comunicado, no tendrán impacto en el capital económico, ni alterarán la actual política de dividendos.

Bankia ha calculado que tendrá que hacer provisiones adicionales por 4.722 millones de euros brutos para cumplir las nuevas exigencias aprobadas por el Gobierno, sin especificar el importe neto.

Grupo Banco Popular
cifra en 2.314 millones netos las provisiones y descarta la opción de solicitar apoyo financiero público. La entidad asegura que estos saneamientos podrán ser absorbidos por las reservas disponibles y la propia generación de recursos del grupo y recuerda que, dado que está en proceso de absorción del Pastor, cuenta con un año más de plazo para ello. Bajando al detalle, el Popular deberá aprovisionar 1.685 millones netos y, el Pastor, 619.

Las exigencias para Caixabank alcanzan los 3.389 millones —2.372 netos de impuestos—, incluyendo la cartera de Banca Cívica. La Caixa comunicó que provisionará 2.102 millones brutos que serán 1.471 millones netos. Por su parte, el recién adquirido Banca Cívica precisará de 1.287 millones brutos, que son 901 millones netos.

Banco CAM, en proceso de fusión con el Banco Sabadell,
ha anunciado esta mañana que necesitará provisiones adicionales de 176 millones de euros, fondos a los que hay que sumar los 1.240 millones del Esquema de Protección de Activos que se acordó en el proceso de adjudicación a la entidad catalana. El banco ha comunicado a la CNMV que prevé absorber estas provisiones adicionales y su correspondiente impacto sobre capital durante el presente ejercicio, como parte del proceso de reestructuración e integración del Sabadell. El Sabadell, por su parte, necesitará 288 millones netos y no tendrá pérdidas.

El también intervenido Banco de Valencia necesitará 509 millones más, que se suman a los 1.315 millones que la entidad había calculado que necesitaba para cumplir con los requerimientos vigentes hasta la fecha. El banco, intervenido por el Banco de España y pendiente de ser subastado, destaca que se trata de un importe "provisional" a la espera de cerrar su proceso de adjudicación.

En cuanto a los bancos más pequeñas del sistema, Barclays Bank cifra en 73 millones de euros sus provisiones adicionales con cargo a su resultado bruto; Banca March calcula 117,5 millones. Banco Guipuzcoano deberá provisionar 64 millones para cumplir con la nueva reforma y Deutsche Bank calcula que le bastarán con 47,6 millones, saneamiento que llevará a cabo con cargo a resultados.

Kutxabank estima que necesitará 855 millones. Para cumplir con las exigencias del Gobierno. Ibercaja cuantifica en 432 millones las provisiones adicionales, cifra que asciende a 697 millones netos si se tiene en cuenta el proceso de integración con Banco Grupo Caja3. Banco Mare Nostrum, que incluye CajaGranada, Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra, fija esta cuantía en 640 millones.

Por otro lado, la unión entre Unicaja y Caja España-Caja Duero necesitará 888 millones netos y Liberbank estima un impacto de 496 millones de netos. Todo este grupo de cajas está ahora negociando con el Ministerio de Economía con vistas a cerrar alguna nueva fusión.

En el caso de las otras dos entidades nacionalizadas que están a la espera de subasta, Novagalicia Banco serán 1.109 millones, que “minorarán el resultado del ejercicio en 776 millones”; mientras Catalunya Banc, banco creado por CatalunyaCaixa, deberá provisionar 995 millones de euros netos.

En cuanto al resto de entidades más pequeñas, Cajamar Caja Rural calcula que necesitará 412 millones una vez restado el efecto fiscal del saneamiento.

Nenhum comentário:

Postar um comentário